Dependiendo del tema que necesitas investigar, es posible que encuentres que diferentes bibliotecas podrían servirte mejor. Muchas personas no se dan cuenta, pero hay más de un tipo de biblioteca en la mayoría de las ciudades.

Otras bibliotecas incluyen:

Público: Esta biblioteca es la biblioteca típica, financiada por los el gobierno y los impuestos y existiendo para asegurarse de que la comunidad local tiene los libros que necesita sin tener que cobrar a nadie para leerlos.

Académico: Si necesitas investigar algo que es más complicado, dirigirte a una biblioteca académica puede ser una elección acertada. Estas bibliotecas a menudo se especializan en un area. Por ejemplo, puedes ir a la biblioteca de la escuela de medicina para investigar un tema relacionado con la salud. Otras posibles bibliotecas académicas incluyen ingeniería, enfermería, derecho etc.

Escuela: Mientras que las universidades y los colegios tienen sus propias bibliotecas, muchas otras escuelas  también lo hacen. Dependiendo de la investigación que quieres hacer, es posible que no puedas usar estas bibliotecas porque pueden no tener los libros que necesitas para investigar con éxito tu tema. Piensa en tu tema y lo que necesitas encontrar antes de dirigirte a una biblioteca de este tipo.

Otras bibliotecas: Hay otras bibliotecas que también están disponibles en tu entorno local, aunque es posible que tengas que llamar para ver si puedes utilizarlas.

Piensa en el tema que necesitas investigar y lo que esto podría significar en términos de que tipo de biblioteca necesitas. En la mayoría de los casos, una biblioteca pública funcionará bien, pero cuando necesitas acceder a la ultima información, las universidades ofrecen una colección más amplia de informacion.

Los nuevos sistemas informáticos

Es posible que no hayas utilizado el sistema de catálogo de tarjetas antes, por lo que los sistemas informáticos seran mas familiares de usar. Establecidos para ser faciles de usar, estos ordenadores ofrecen una gran cantidad de información.

Para asegurarte de que puedas encontrar lo que estas buscando, aquí hay algunos consejos para que los ordenadores te ayuden más eficazmente:

Ten tu título en mente. Si te diriges a la biblioteca, nunca esta mal tener los títulos que deseas en tu mente ya. Esto te permitirá escribir fácilmente los nombres de los títulos en el ordenador de busqueda de la biblioteca – Compruebe los nombres de los títulos antes de salir para la biblioteca.

Tambien recomendamos conocer los nombres de los autores. Si no conoces los títulos, tal vez conozes los nombres de los autores y expertos en el campo que estas investigando. Estos serán fáciles de introducir en lel ordenador para ver lo que puedes encontrar.

Escoje las palabras clave. Cuando estas investigando un tema específico, trate de elegir cinco palabras clave que aparecen con frecuencia en ese tema. Por ejemplo, si investigas “pérdida de peso”, también puede escribir “dieta”.